Dios perdona pero las consecuencias de nuestras decisiones nos acompañan y a veces por mucho tiempo, lo mejor es aplicar principios de protección que nos guarden de la caída moral y sus consecuencias.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,